Poco a poco va dejandose ver el manto de otoño. A pesar de esta loca climatología, los árboles comienzan a tornar sus colores y el manto de hojas parece ir tejiéndose lentamente. Rojos, amarillos, ocres… colores y olor a esta maravillosa estación que nos llevan hacia el recogimiento y nos preparan para el frío invierno. Os dejamos con algunas ideas para poner un poquito más de luz en el interior del hogar y de vuestros corazones. Hoy elaboramos farolitos de otoño con SECCORELL.

 

FAROLITOS DE PAPEL

Estos farolillos son tradicionales en muchos países de Europa del norte. Poco a poco, vamos viendo como esta costumbre va llegando a nuestros hogares. Son muy decorativos y podemos usarlos para embellecer nuestra casa en cualquier momento del año. Variando los motivos de la pintura exterior podremos utilizar la misma técnica a lo largo de las estaciones.
En esta ocasión, os invitamos a utilizarlos para poner un poquito más de luz en el interior de vuestros hogares, ahora que llega el otoño y tenemos periódicamente menos horas de luz.
Para elaborar estos farolillos hemos utilizado el papel especial SECCORELL para farolillos (tamaño grande), las Bases de Farolillo SECCORELL y un set Avanzado SECCORELL.

+ vela de té 
+ vela de mayor diámetro 
+ pegamento y ...
+ ¡¡creatividad!!

 

PASO 1:

Pintar con los dedos nunca ha sido tan sencillo. Con Seccorell, desde los más pequeños hasta los profesionales, pueden conseguir acabados increíbles. Los pigmentos en barra nos permiten crear fondos de una manera muy sencilla y trabajar sobre ellos con otras técnicas, motivos, plantillas, ¡¡incluso puedes borrar!!. En esta muestra, tan solo hemos utilizado capas de pigmento sobre el papel especial Seccorell para farolillos y hemos ido trabajando con los dedos formas y colores hasta conseguir el efecto deseado.

PASO 2:

Una vez que hemos terminado el dibujo sobre el papel especial Seccorell para farolillos, untamos con pegamento el exterior de la Base especial para farolillos Seccorell  y pegamos nuestra lámina alrededor del borde (dejando la base por dentro del papel).

 

PASO 3:

Toma una vela más grande que la del tamaño tradiconal de la vela de té y déjala consumir. Vas a necesitar esta base de aluminio para pegarla en el centro del fondo de tu farol. Servirá de soporte para las velas de té y evitar que se muevan dentro del farolillo. Pega la base de aluminio de la vela grande en el centro del farol.

PASO 4:

¡Tu farolito está listo! Es sencillo, divertido y muy rápido de elaborar. Si quieres, puede hacer dos pequeños agujeros a los lados de la base superior para poner una cinta o alambres y colgar el farolillo de alguna rama o colocar un palito para hacerlo portátil.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Pin It on Pinterest

Share This